Mi doble vida

Este afán mío de contar historias no tiene gran mérito, ni siquiera persigue grandes objetivos. Si acaso es una manía personal, un ansia de vivir dos veces, escribiendo lo que vivo para, después, vivir lo que escribo. Historias, mías o de otros, que me revolotean al oído, como moscas zumbonas que cazo al vuelo.

Pero, quizá un día, ¿Quién sabe?, me siente a escribir y no se me ocurra nada. Me levantaré de la silla sin haber conseguido salpicar de letras la pantalla blanca del ordenador. Miraré por la ventana y nada de lo que vea me dirá nada. Palabras gastadas deambularán, como bolas de pelusa por el suelo de mi estudio, arremolinándose con cualquier brisa, sin valer para nada, a merced de la punta de mi zapato. Así, sin aportarme algo interesante que contar, las historias pasaran de puntillas junto a mí y yo apenas me daré ni cuenta. Serán como enfermizos espermas que no conseguirán preñarme.

Entonces, ese día, secados ya los manantiales de mis alveolos cerebrales donde ahora bebo y donde lleno el cántaro para verterlo en mi blog, pasará el tiempo por encima de mi publicación más reciente; se hará vieja, anacrónica, como un recorte de periódico amarillento, y los tres fieles amigos que me leen ahora, dejarán de hacerlo. Y, al poco, nadie nos echara de menos.

Entonces, ya todo perdido, ese día de que les hablo, mi blog será como un barco fantasma en las brumas del Triángulo de las Bermudas. A la deriva, en la inmensidad de Internet. Todo habrá terminado. ¿A quién le importará?

No sé qué haré, entonces, con las miles de palabras que sé, ni con los millones que aún ignoro y que me esperan impacientes en el diccionario, pataleando, a que las saque. Y, ese día, concluyo, si de dos vidas pierdo una, será una forma de vivir menos, será una forma de morir un poco.

Extractos de otras Publicaciones:

…el baño, el wc… -bueno, digámoslo ya: La letrina- contaba con un lujo desacostumbrado que ocurría los lunes y solamente los lunes. Continuar leyendo...

Hay días que entiendes perfectamente por qué Peter Pan no quería crecer.

…en 100 años no hemos inventado apenas nada nuevo en ese campo. Si acaso la nata desnatada. Continuar leyendo...

7 thoughts on “Mi doble vida

  1. Espero que ese día en que no se te ocurra nada que escribir tarde en llegar, o mejor, no llegue. Hasta ahora … muy bien, es grato leerte, así pues… sigue…

  2. ESA TRISTEZA Y MELANCOLIA ME HACEN PENSAR MAS DE LA CUENTA,NO SE QUE COÑO TIENES EN LA CABEZA QUINITO.
    SI TE SIRVE DE ALGO QUE SEPAS QUE TIENES GENTE QUE TE QUIERE Y SE ACUERDA DE TI MUCHO,VALE?
    DE CUALQUIER FORMA DA GUSTO LEER TUS COMENTARIOS PROFUNDOS,AUNQUE TE DIRE QUE ESTES TRISTE O ALEGRE LA VIDA CONTINUARA IGUAL ASI QUE INTENTA FLUIR CON ELLA.
    UN ABRAZO FUERTE COJITO CABRON.

  3. Me haces pensar y no se si me gusta mucho lo que pienso en estos momentos, eres fantástico Quini, eso ya lo sabes, también sabes lo mucho que disfruto con tus palabras siempre tan acertadas…hoy mismo comienzo a esperar una entrada nueva en tu Blog…
    Un abrazo mas.

  4. Dichoso tu que tiene ese don de poder plasmar tu doble vida, yo encantada.Siempre te leo disfruto leyendo todas tus historias.Hoy lo importante de todo es el ya, el hoy y lo que venga ya vendrá, un saludo….

  5. Te comprendo Quini, hay etapas fértiles y etapas áridas,pero de todas se aprende.
    En estos días navego en la aridez, bueno no sabía explicarlo. ocurrir se me ocurren cosas pero me da una pereza tremenda.
    Sigue, esperamos tus regalitos.

  6. Hey, Quini !!!…. una cosa es tu lado sentimental, que ya lo conocemos de sobra, y otra cosa, es adelantar acontecimientos, que sin duda, a veces hacen sufrir gratuítamente. A ti te queda mucha cuerda Quini, te expresas como un libro abierto, nos satisfaces con tus escritos, y aunque últimamente, hayan perdido ese tono sarcástico y burlón a la vida…., son épocas que pasan, como la vida misma. No te aburras, no dejes que tus palabras dejen de fluir, porque a mi, personalmente, me enriquecen. Todavía te queda mucho que contar. Como siempre, Maestro…. “Genial”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.