De mis frases anónimas

No hay tesoros ocultos ni paraísos perdidos. Las cosas sólo tienen valor cuando están en nuestras manos; aunque las deseemos cuando aun no las tenemos, aunque las añoremos cuando se nos han ido.

Extractos de otras Publicaciones:

…el baño, el wc… -bueno, digámoslo ya: La letrina- contaba con un lujo desacostumbrado que ocurría los lunes y solamente los lunes. Continuar leyendo...

Hay días que entiendes perfectamente por qué Peter Pan no quería crecer.

…en 100 años no hemos inventado apenas nada nuevo en ese campo. Si acaso la nata desnatada. Continuar leyendo...

Deja un comentario